Publicaciones

Demandamos justicia por el asesinato de Margarita Murillo

El Centro de Prevención Tratamiento y Rehabilitación de Victimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT), condena  el asesinato de la defensora de derechos humanos Margarita Murillo, ocurrida el pasado 27 de agosto.

Murillo fue de esas mujeres heroicas que siempre estuvo dispuesta a luchar por los derechos de las comunidades más empobrecidas del país, como son las comunidades campesinas a pesar de la persecución, la tortura y el exilio forzado durante la década de los 80.

La defensora era beneficiaria de medidas cautelares por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por las amenazas en contra de su integridad física, durante  el golpe de Estado militar de junio de 2009.

Actualmente, Murillo era presidenta de la “Empresa Asociativa Campesinos de Producción de las Ventanas” en el municipio de Villanueva, departamento de  Cortes. Según informes de prensa, en abril de este año, el grupo campesino perdió violentamente a otro de sus miembros, Raymundo García, tesorero de la empresa campesina.

Con el asesinato de la compañera Margarita, se pretende callar la voz de las miles de mujeres y hombres que luchan por los derechos humanos, de los que reclaman el derecho a la tierra y la construcción de una sociedad más justa.

Demandamos que se investigue de forma exhaustiva el asesinato de nuestra compañera, que los autores intelectuales y materiales sean llevados ante la justicia.

 

Tegucigalpa 01 de septiembre de 2014

 

Centro de Prevención Tratamiento y Rehabilitación de Victimas de la Tortura y sus Familiares