Publicaciones

Seis de cada diez detenidos víctimas de tortura en postas policiales

Tegucigalpa.- De acuerdo con una investigación realizada por el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Víctimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT), seis de cada diez personas detenidas, son víctimas de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes, por parte de la policía.Según los investigadores, de 260 personas entrevistadas 153 fueron víctimas de violaciones a su integridad física o sicológica, “lo que representa un 58.84%, o sea 6 de cada 10 personas detenidas”.

La pesquisa forma parte de una averiguación realizada, en las postas policiales de las dos principales ciudades del país, Tegucigalpa y San Pedro Sula.

En el caso de los menores de 18 años de edad detenidos por la policía, de 28 personas entrevistadas, 19 fueron objeto de tortura, tratos crueles inhumanos o degradantes, lo que equivale a un 65.5%, un seis por ciento más que las personas adultas.

Para el defensor de los derechos humanos Edy Alexander Tábora, además de la tortura, se registran otra serie de violaciones a los derechos de las personas detenidas, por lo que se hace necesario “investigar las condiciones de vida durante la detención, el hacinamiento, las agresiones que sufren entre los detenidos, el régimen de detención, es decir el contacto con el mundo exterior que es uno de los derechos más violados que no dejan que los familiares o los abogados puedan conocer las condiciones de los detenidos.

La investigación comprende un periodo del mes de diciembre del 2013 a Julio del 2014, en 16 centros de detención policial en Tegucigalpa y nueve en San Pedro Sula, más la Penitenciaría Nacional Femenina y Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto.

 

Policías también conviven en condiciones precarias

 

La investigación también verificó las condiciones en que los policías de la escala básica realizan su trabajo y entre los hallazgos se destaca las largas jornadas de trabajo que van desde 24 a 30 horas diarias.

La doctora Lucy Pavón coordinadora de la investigación, manifestó, que los y las policías “no cuentan con áreasde descanso adecuadas, falta de implementos de trabajo, (chalecos antibalas en mal estado, uniformes, gorras, botas), bajos salarios, pero en especial falta de capacitación en derechos humanos, uso de armas letales y no letales y en procedimientos policiales apropiados”.

Los defensores de los derechos humanos, expresaron su preocupación, porque la mayoría las detenidas y detenidos, son personas de escasos recursos económicos, de los barrios más empobrecidos de las dos ciudades.

De acuerdo con el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), la tasa nacional de homicidios es de 79 por cada 100,000 habitantes. Tegucigalpa 21/08/2014