Publicaciones

Jóvenes privados de libertad denuncian problemática penitenciaria en obra de teatro

Tegucigalpa. Para un privado de libertad recibir la visita de un familiar o de algún amigo, es más importante que recibir cualquier objeto de valor. Inspirados en ese principio privados de libertad decidieron crear una obra de teatro que denuncia el cobro de una especie de impuesto de guerra, combinado con lo “más sagrado”, recibir la visita.

La obra es producto de la creatividad artística de un grupo de privados de libertad de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, que escribieron y llevaron a escena la historia de “El mundo de Bartolo”.

La puesta en escena, “es la historia de un hombre que tenía tres hijos y por su pobreza no pudo sostener el hogar y tuvo que robar para darle de comer,  porque no tenía trabajo”, debido a este hecho cayó en prisión y allí sufrió malos tratos desde el primer día que llegó al lugar.

La obra del teatro foro se realizó en el módulo de retirados de las pandillas en la penitenciaría nacional Marco Aurelio Soto, después que de haber participado en seis sesiones de cuatro horas de duración entre abril y junio de 2014, a través de la metodología de Teatro del Oprimido. Los talleres fueron facilitados por Esperanza Mejía del Centro de Prevención Tratamiento y Rehabilitación de Victimas de la Tortura CPTRT.

Llegar a las celdas de una prisión seguramente es el último lugar donde un ser humanos piensa llegar, sin embargo más de 14 mil hondureños y hondureñas se encuentran privadas de su libertad en los 24 centros penales del país.

Un mundo diferente

Desde que Bartolo ingreso a la prisión fue recibido con una deuda, “por vivir en este módulo tienes que pagar cinco mil lempiras”, le sentenciaron las personas que lo recibieron al ingresar a la prisión.

Después vinieron las demás agresiones, golpes, malos tratos y acusaciones, esperando una visita que nunca llegó.

Según el relato, Bartolo fue acusado de asaltar la visita de uno de los privados de libertad, lo que sumó nuevas agresiones contra la humanidad del privado de libertad.

 “El mundo de Bartolo” es una obra de teatro que cuenta una historia de la vida real, que personifica lo que tienen que pasar miles de privados de libertad.

En la presentación de la obra, asistieron la subdirectora del CPTRT Alba Mejía, la comisionada del Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura Odalis Nájera, la coordinadora de los jueces de ejecución penal Rosa Gudiel y la coordinadora de programas de la Fundación Friedrich Ebert, Jennifer Erazo.

Pobre, pobre Bartolo

Ya está en prisión

Ahora dime Bartolo como le vas hacer

Si tu mujer y tus hijos están en peor o igual condición

Dime si valió la pena cometer esa fechoría.

Coro de la canción cantada en la presentación del Teatro Foro.