Publicaciones

Gases lacrimógenos son una violación a los derechos humanos

Diputada Claudia Garmendia, afectada por los gases lacrimógenos lanzados en el hemiciclo legislativo.Tegucigalpa.- En el año 2007 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), consideró que el uso de gases lacrimógenos por agentes del orden contra manifestantes y detenidos constituye una violación a los Derechos Humanos, que para muchas organizaciones internacionales y nacionales equivale o se considera tortura tratos crueles inhumanos o degradantes, tal como establece la Convención Contra la Tortura.

Se  ha documentado y reconocido que el uso de gases lacrimógenos producen problemas respiratorios, nauseas, vómitos, irritaciones de las vías respiratorias, vías lagrimales, y los ojos, espasmos, dolor de pecho, dermatitis y alergias.  Se recomienda que las personas expuestas a gases deban tener acceso inmediato a un médico para recibir un antídoto.

El día de ayer martes 13 de mayo, decenas de personas en Tegucigalpa fueron expuestas a gases lacrimógenos lanzados en el marco de una represión a demostraciones protagonizadas por grupos políticos que demandan reivindicaciones al Congreso Nacional de Honduras.

En el pasado reciente (golpe de estado 2009) en igual forma, centenares de personas fueron agredidas mediante esta práctica que debería ser examinada por la Comisión Interamericana tal y como lo hiciera el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso de ALI GUNES (demanda No.9829/07).

El CPTRT acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que a la luz de los casos que se remitan, se pronuncie sobre la eliminación de esta práctica inhumana y cruel, al grado de que su uso ha causado un intenso sufrimiento físico a muchísimos seres humanos en América Latina y el mundo.

Invitamos a que todas las organizaciones defensoras de derechos humanos  se sumen a esta solicitud para evitar su contra manifestaciones pacíficas.

 

Tegucigalpa, M.D.C. 14 de Mayo de 2014