Tegucigalpa - Desde hoy lunes, 18 de junio, hasta el viernes, 22 de junio de 2018, una delegación compuesta por expertos internacionales visita Honduras para conocer la situación de la tortura en el país y las medidas adoptadas por parte de las instituciones del Estado para erradicarla y garantizar el acceso a la justicia y reparación de las víctimas.
 
La Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y la Plataforma Internacional contra la Impunidad insistirán en la importancia del cumplimiento por parte del Estado hondureño de las recomendaciones de organismos internacionales sobre esta materia y en particular tomarán como referencia la hoja de ruta establecida por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas en agosto de 2016 (Observaciones finales sobre Honduras, CAT/C/HND/CO/2).
 
Mediante reuniones con instituciones, organizaciones de la sociedad civil, víctimas y la comunidad internacional, se identificarán los avances, los retos y los retrocesos, en temáticas clave como: la situación de las personas privadas de libertad, el uso de lafuerza por parte de las fuerzas de seguridad en el contexto de protestas, el desempeño de funciones de carácter civil por parte de militares y los obstáculos que enfrentan las víctimas de abusos  y las personas que las defienden al intentar acceder a la justicia, en  particular  aquellas  personas  que  pertenecen  a  comunidades  discriminadas  o marginalizadas.
 
La delegación agradece la cooperación de las personas e instituciones hondureñas con las que la misión estará en contacto durante la visita. Un comunicado de prensa con las conclusiones preliminares se hará público al cierre de la misión.
 
Para más información, contacte a:
 
- Secretariado Internacional de la OMCT:
 
Helena Solà Martín, encargada de América Latina: hs@omct.org
 
- Plataforma Internacional contra la Impunidad:
 
Anabella Sibrián, Directora de la Plataforma Internacional Contra la Impunidad:
 
representante@plataforma.org.gt 
 
Esta  misión  es posible  gracias  al apoyo  financiero  de la Unión  Europea,  el Ministerio  de Asuntos Exteriores  de  los  Países  Bajos  y  Suiza.  Los  contenidos  de  este  documento  son  la  responsabilidad exclusiva de los organizadores del evento y no reflejan la posición de los donantes.
 
El CPTRT saluda a los trabajadores/as de nuestro país en ocasión del 1ro. De Mayo internacionalmente dedicado a honrar su lucha por transformar las condiciones históricas de explotación capitalista vigente en nuestro planeta.
 
Esta fecha es propicia para demandar del Consejo Nacional de Seguridad instancia tomadora  de decisiones  en el  sistema penitenciario,  en muchas ocasiones usurpando facultades legales de Operadores de Justicia a que se apeguen en las políticas penitenciarias relativas al trabajo, a la norma constitucional Art.127 “Toda persona tiene derecho al trabajo, a escoger libremente su ocupación y a renunciar a ella, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo” y al Art.6. del Pacto Internacional de Derechos Humanos que reza: “1. Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho a trabajar, que comprende el derecho de toda personas a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado, y tomaran medidas adecuadas para garantizar este derecho. 2. Entre las medidas que habrá de adoptar cada uno de los Estados Partes en el presente Pacto para lograr la plena efectividad de este derecho deberá figurar la orientación y formación técnico profesional, la preparación de programas, normas y técnicas encaminadas a conseguir un desarrollo económico, social y cultural constante y la ocupación plena y productiva, en condiciones que garanticen las libertades políticas y económicas fundamentales de la personas humana.

Siempre juntos: NO a la tortura

 

El 26 de junio se conmemora el Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura. Esta fecha es una oportunidad para pedir a los Estados Miembros de las Naciones Unidas, la sociedad civil y los particulares, que se unan en apoyo de los cientos de miles de personas que en el mundo entero han sido víctimas de torturas o que todavía hoy son torturadas.

El CPTRT manifiesta su solidaridad con los jóvenes líderes del Movimiento de las Antorchas que el día de ayer lunes 22 de Junio iniciaron una Huelga de Hambre en las proximidades de Casa Presidencial para demandar que el Gobierno de la República solicite de inmediato a las Naciones Unidas la instalación en nuestro país de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Honduras (CICIH) y al Congreso Nacional las medidas necesarias para iniciar un juicio político a todos los implicados en actos de corrupción en nuestro país particularmente los cometidos en la Administracion del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y que han causado victimas fatales y daños a la salud de millares de hondureños/as.

 

Desde su condición de organización de derechos humanos, el CPTRT demanda el respeto a la integridad física, mental y espiritual de los participantes en la huelga de hambre y el acceso a los medios necesarios para la satisfacción de necesidades vitales en particular la provisión de agua que requieren.

 

De manera particular demandamos que el Gobierno de la República, a través de las autoridades policiales – militares se abstengan de actos intimidatorios y por el contrario protejan la vida de nuestros apreciados compatriotas.

 

Para no intensificar el sufrimiento y el estrés que ocasiona una huelga de hambre en participantes, familiares y amigos/as el CPTRT insta al Poder Ejecutivo adoptar de inmediato una conversación con los huelguistas para hacer un acuerdo respecto a lo que justamente se demanda.

 

Invitamos al pueblo hondureño a expresar su solidaridad con esta acción que tiene como propósito reivindicar el derecho a la verdad, justicia y libertad.

 

Tegucigalpa, M.D.C. 23 de Junio de 2015

El 12 de diciembre de 1997, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó oficialmente el 26 de junio como el Día Internacional en Apoyo a las Victimas de la Tortura.

 

La esperanza de la ONU y de todas las organizaciones de Derechos Humanos que en el mundo luchamos por la erradicación de la tortura, es que este día tan especial sea una oportunidad para sincronizar nuestro pensamiento y nuestro corazón en la demanda de solidaridad para las victimas y sobrevivientes de esta abominable practica aun presente en más de 98 países del mundo.

 

En esta conmemoración el CPTRT, recuerda al Estado de Honduras su responsabilidad de proteger a la ciudadanía contra la Tortura, los tratos crueles, Inhumanos o degradantes (TCID), el deber moral de transmitir a todas las instituciones y líderes responsables de la seguridad, que la prohibición de torturar es absoluta y que bajo ningún concepto se puede justificar.

 

Este día el CPTRT, hace un llamado especial a los Jueces de nuestro sistema de justicia para que se comprometan en la lucha contra la tortura, manteniéndose atentos y sensibles para detectar los casos de tortura dentro de los procesos jurisdiccionales, en el entendimiento de que su compromiso además de jurídico debe ser moral para hacer respetar los Derechos Humanos de las y los hondureños vulnerables a la práctica de la Tortura, los tratos crueles, inhumanos o degradantes.

 

A nuestros compatriotas les reiteramos que denunciar, investigar, sancionar y prevenir la tortura es fortalecer nuestra lucha por una vida buena y democrática.

 

 

EL CORAJE NO ES LA AUSENCIA DE MIEDO, ES INSPIRAR A OTROS PARA SOBREPONERSE A EL. (NELSON MANDELA)

 

Tegucigalpa, M.D.C. 24 de Junio de 2015.

Tegucigalpa.- Mujeres y jóvenes adolescentes de la colonia Nueva Suyapa Inauguraron el parque “Torres de la Paz”, después de recuperarlo del abandono en que se encontraba desde hace varios años.

» Misión 

Promover  relaciones individuales  y colectivas basadas en  el respeto a la dignidad humana, tolerancia a la diversidad, solidaridad y cooperación para fomentar una convivencia sin violencia en la sociedad hondureña Leer más...

» Visión 

Prevenir las diferentes formas de violencia que se expresan en ámbitos públicos y privados construyendo una cultura de paz a través de la investigación, documentación, atención médica, psicológica y legal, en la que se involucra... Leer más...

» Valores 

El CPTRT comprende los valores como el elemento estructural de la organización.  Sirven de conexión entre lo que sentimos y lo que hacemos; denotando la cualidad de los lazos que unen a cada profesional con el Centro,  . Leer más...

Publicaciones

Visitante Número: 

4043615

¿Quienes somos? 

Somos una institución defensora de los derechos humanos creada en 1,995, para luchar desde una perspectiva integral contra la persistencia en el país de prácticas de Tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Del 27 de junio al 01 de julio de 1994 se desarrolló en Honduras el primer Seminario de capacitación sobre Tortura y Derechos Humanos a través de la iniciativa de organizaciones populares, el Comisionado Nacional para la Protección de los Derechos Humanos CONADEH, con el apoyo del Rehabilitation and Research Centre for Torture Victims (RCT) y el International Rehabilitation Council for Torture Victims (IRCT) de Dinamarca y otras organizaciones de la sociedad civil. Este evento marcó un hito histórico en el país porque es por primera vez que se reconoce en forma abierta por algunas dependencias del Estado la existencia de la tortura y por otra parte se discute en un seminario con representantes de las Fuerzas Armadas la práctica de la tortura....Leer más...

Voluntariado CPTRT 

Por una Honduras sin violencia y con cultura de paz!, Te invitamos a fomar parte del equipo de voluntarios que aportan su tiempo, sus conocimientos, habilidades y sentimientos en la defensa de los Derechos Humanos.. Leer más...

Nuestros Aliados 

Uncategorised

¿Quienes somos?

Somos una institución defensora de los derechos humanos creada en 1995,  para  luchar   desde  una    perspectiva   integral contra    la   persistencia en el país de prácticas de Tortura,  tratos   crueles, inhumanos o degradantes.

Del 27 de junio al 01 de julio de 1994 se desarrolló en Honduras el primer Seminario de capacitación sobre Tortura y Derechos Humanos a través de la  iniciativa de organizaciones populares, el Comisionado Nacional para la Protección de los Derechos Humanos CONADEH, con el apoyo del Rehabilitation and Research Centre for Torture Victims (RCT) y el International Rehabilitation Council for Torture Victims (IRCT)  de  Dinamarca y otras organizaciones de la sociedad civil. Este evento marcó un hito histórico en el país porque es por primera vez que se reconoce en forma abierta por algunas dependencias del Estado la existencia de la tortura y por otra parte se discute en un seminario con representantes de las Fuerzas Armadas la práctica de la tortura.

Como resultado principal de la actividad del seminario se constituyó un grupo de trabajo nacional interdisciplinario para dar seguimiento a las recomendaciones del Taller, mediante jornadas de reflexión sobre las necesidades de realizar planes de trabajo referentes al tratamiento de las secuelas de la tortura, y la elaboración de un proyecto de creación de un Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares.  Para iniciar dicho proyecto el modelo que se tomó como base fue la experiencia del  RCT de Dinamarca; esto debido a la falta de modelos regionales, proponiéndose un equipo integrado por Psiquiatra, Médico General, Enfermera, Psicóloga, Trabajadora Social y personal administrativo.

De esta manera  se nace el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT) con apoyo financiero de PRODECA-DANIDA de Dinamarca y se inician las actividades el primero de enero de 1995. El Centro se convierte en la primera organización que asume el apoyo a los sobrevivientes de la tortura y va más allá e incluye también a los familiares de las victimas de tortura dando una atención integral a todo el entorno familiar.

Si bien Honduras venia saliendo de una época difícil durante la década de los 80 que dejo miles de familias afectadas y 82 desaparecidos reconocidos por el Estado de Honduras, la institución enfrenta el primer desafío, la localización y el acceso de los sobrevivientes de la tortura a los servicios del CPTRT. Dicha situación fue superada debido a la credibilidad, ética profesional y compromiso en la lucha por la defensa de los derechos humanos ante las organizaciones populares y la sociedad civil de las y los miembros del personal reclutado.

El segundo desafío fue proporcionar un servicio de excelencia en la atención médica de las personas que consultaban nuestro Centro, la cual se logró conjugando la empatía profesional y las técnicas terapéuticas. 

El tercer desafío fue cómo modificar el modelo profesional ortodoxo y tradicional que no tomaba como incluía la cultura y elementos de la medicina alternativa que podrían ser más aceptables para la población atendida.  Transformarlo en otro modelo más aplicable a la realidad hondureña y articulado a la cultura, tomando en cuenta las organizaciones y redes sociales de cada individuo y comunidad.  Para este efecto fue necesario cambiar la mentalidad del personal hondureño e incorporar una visión holística que sirviera de puente entre la medicina académica y la alternativa, y permitiera brindar atención integral.

Por otra parte, era necesario también que este modelo pudiera ser aceptado en el plano internacional.  El resultado de este enfoque fue una reducción de los costos de la medicina para el CPTRT, aceptabilidad, más acceso al tratamiento y la necesidad de servicios especializados en menor grado.  

La cuarta innovación fue como transformar un Centro que funcionaba como una clínica, en una institución que tomara la prevención como un eje de trabajo.  Se trabajó en el plano internacional promoviendo la prevención como una tarea vital, y, en el plano nacional se comenzó con el sistema carcelario, uno de los más injustos y crueles donde se practicaba con frecuencia la tortura, la cual era ignorada. 

Para el periodo 1997-1998 se logra la transición del CPTRT mediante un mayor enfoque en la prevención, sin descuidar la atención clínica de las personas debido a la importancia de lograr tanto la aceptación por los sobrevivientes como por la sociedad. 

En el proceso de trabajo también se plantea la necesidad de replantear la visión de prevención.  Se promueve la organización de los prisioneros en las cárceles y el movimiento de la no violencia.  Simultáneamente se estimula la creación de un Comité integrado por madres, esposas, abuelas e hijas de prisioneros que apoyara las actividades de rehabilitación en el marco del Programa de Derechos Humanos en las Cárceles.

En Junio 1999, se amplía el horizonte de trabajo del CPTRT con la firma de convenios de cooperación con el Comisionado Nacional para la Protección de los Derechos Humanos CONADEH, con el Ministerio Público (Fiscal General de la República) y la Secretaría de Seguridad, lo que permite hacer una intervención directa a través de acciones de prevención con los actores y protagonistas de violaciones a los derechos humanos. A través de este proceso se gesta una visión diferente de la prevención y en base a los convenios se realiza un trabajo más sólido en las cárceles, se visitan conjuntamente con los fiscales de derechos humanos los centros de detención policial, y se desarrollan seminarios y talleres con el personal técnico, administrativo y de seguridad de las cárceles, así como a Oficiales de alto y bajo nivel de la Academia Nacional de Policía, y  representantes del Sistema Judicial.

Se amplían los horizontes mediante el desarrolla del proyecto educativo que tiene como propósito elevar los valores de respeto, amor y solidaridad en las comunidades indígenas mayormente expuestas a un alto índice de violencia los Departamentos de La Paz, Lempira e Intibucá y se firma un convenio de cooperación con los dirigentes de sus organizaciones, incluyendo la participación de la población indígena en la definición y ejecución de acciones a partir de sus necesidades, demandas, experiencias, conocimientos y recursos con que cuentan.  

En la búsqueda de la calidad y seguimiento constante, durante la séptima fase, se instaura un sistema de monitoreo para evaluar y mejorar el  trabajo, haciendo reflexiones críticas, que  permiten tener una visión de proceso y de futuro.  Se creó una visión de multiplicadores tanto en la parte clínica como en la preventiva y social.

El CPTRT se ha transformado a través del tiempo en la atención integral de las consecuencias de la  tortura en sus sobrevivientes y/o familiares, luego mediante enfoques preventivos con los programas en las cárceles, comunidades desplazadas o amenazadas, sistema policial y sociedad civil en general,  dejando de ser una clínica en el sentido tradicional y actualmente también contribuyendo en el plano nacional mediante la incidencia política y la investigación.

El CPTRT ha ido fortaleciendo poco a poco los convenios y redes de apoyo con las instituciones de la sociedad civil a lo interno del país y a nivel regional. Se reconoce que estas relaciones de cooperación son esenciales para acortar la distancia y el tiempo en este proceso de cambio político, social y espiritual.

Voluntariado

VOLUNTARIADO

 

Voluntariado: por una Honduras sin violencia y con cultura de paz!

Te invitamos a fomar parte del equipo de voluntarios que aportan su tiempo, sus conocimientos, habilidades y sentimientos en la defensa de los Derechos Humanos de la población más vulnerable, en la lucha por reducir las violencias en Honduras y en nuestro esfuerzo cotidiano por la construcción de una cultura de paz.

 

QUE SE NECESITA PARA SER VOLUNTARIO

 

¿Por qué ser voluntarios del CPTRT?

Tu trabajo voluntario nos permite potenciar el alcance y la profundidad de nuestros proyectos. Si nos ayudas con una traducción, por ejemplo, podremos usar recursos para otra actividad con mujeres víctimas de violencia. Si nos ayudas a facilitar un taller, uno de nuestros técnicos tendrá más tiempo para hacer otro taller en otro sector de la comunidad.

 

¿En qué podemos ayudar? trabajando con nosotros en cualquiera de las siguientes áreas:

Prevención de violencia:

coordinado por el área de Cultura de paz y prevención de la violencia . El equipo de Cultura de Paz del CPTRT trabaja en 2 comunidades urbanas de Tegucigalpa en proyectos para la reducción de la violencia con participación comunitaria, haciendo investigación, acción e incidencia política. En estas comunidades las mujeres se encuentra en términos generales más organizadas que los hombres, participan en proyectos de huertos familiares, grupos de "padres" de familia (en un 90% formados por mujeres) y en las estructuras CODICS -organización comunitaria contra la violencia- formadas con acompañamiento del CPTRT.

 

Nueva Suyapa cuenta con unos 26 mil habitantes, con un 11.9% menor de un año y un 22% entre 1 y 5 años de edad. Villa Nueva posee más de 21 mil habitantes y es una de las colonias más densamente pobladas del distrito central. En las dos colonias las mujeres representan el 56% de la población. Los hombres ocupan más trabajos calificados, mientras las mujeres se dedican a elaboración y venta de tortillas, verduras, lavar y planchar ropa, cocinar, peluquería y otras.

 

Se estima que un 23% de la población tiene una educación primara incompleta, y que el 15% de las y los habitantes son analfabetos, y tienen poco o nulo acceso a servicios públicos (agua unas horas cada 15 días, recolección de basura al mes, ausencia de alcantarillado y servicio de aguas residuales, salud).

 

En nuestra labor comunitaria necesitamos apoyo de voluntarias/os que apoyen nuestros procesos de capacitación y formación, que contribuyan a la logística de las reuniones y talleres comunitarios, que contribuyan a la metodología y logística de nuestras actividades y que nos acompañen en nuestras labores para construir una verdadera cultura de paz en Honduras.

 

Prevención:
 
Trabajo en cárceles:

 

En las prisiones de todo el país: Brindando ayuda en creación de capacidades, ya sean cursos en manualidades, artesanías, cooperación en la enseñanza de algún oficio; algún idioma, mecanografía, o bien cursos orientados al desarrollo del espíritu de la persona humana: Relaciones humanos, Derechos Humanos, Resolución de conflictos, ejercicios, relajación, yoga, bajo la coordinación del área de salud integral del CPTRT.

 

Desde hace casi 10 años el CPTRT realiza un programa especial de protección de los Derechos Humanos con accione de prevención de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes (TCID) en las cárceles y centros de detención policial. El propósito de este programa es promover y proteger desde una perspectiva integral, los derechos humanos de la persona privada de libertad en la Penitenciaria Nacional y Penitenciaria Central para apoyar procesos de desarrollo personal orientados a la libertad con responsabilidad. Recordemos que el Estado de Honduras NO tiene una política de rehabilitación y es necesaria una completa readecuación del sistema penal del país. Para el logro de este propósito se han realizado actividades en siete áreas de trabajo, las cuales incluyen:


Acciones para prevenir tratos crueles e inhumanos a los internos y sus familias.


Capacitación a la comunidad penitenciaria mediante charlas, talleres educativos, y terapia ocupacional, actividades de recreación y reflexión coordinadas con el INFOP.


Atención en salud utilizando medicina alternativa.


4.Capacitación y formación de salud en materia de HIV y su prevención.

5.Talleres para el cuidado de la salud física, mental y espiritual de la persona privada de libertad.

6.Inspirados en los principios de la no violencia de Gandhi con técnicas de yoga, meditación y conserjería de grupo.

7.Evaluaciones psicológicas de las y los privados de libertad.

8.Se apoya a los internos en sus gestiones legales ante organismos judiciales del país.

9.Se orienta a la comunidad penitenciaria mediante cinco publicaciones que han sido distribuidas a toda la población relativa a sus derechos y algunos recursos jurídicos.

10.Se brinda colaboración en gestoría social, en la cual se pretende contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de los internos y sus familias.

Asesoría Legal:

coordinado por el área de Seguridad y Justicia

Si eres estudiante de de derecho, Abogado, Licenciado, administrador de justicia, Juez, Fiscal, s conocea a alguien que pueda ayudar a las Víctimas de la tortura o violencia organizada y sus familiares, puede comunicarse con el CPTRT a (enlace de CORREO integrado) para recibir la información necesaria. La intervención del CPTRT consistirá en la orientación legal y atención en casos de TVO (Tortura y Violencia Organizada), TCID (tratos crueles, inhumanos y degradantes) y malas prácticas policiales., identificados por medio de las intervenciones en las comunidades rurales y en las comunidades urbanas de la ciudad capital, así como en los centros penales.

 

El seguimiento de los casos identificados TVO será sistemático de tal manera que cuando se hayan agotado los recursos internos del país se proceda a recursos internacionales como la comisión Interamericana y la Corte de Justicia. Entrenamiento de los grupos de riesgo en el área de la prevención de TVO con el objetivo de desarrollar a las habilidades de estas personas para permitirles manejar sus propios problemas con las diferentes instituciones del Estado. El manejo legal y el manejo de las relaciones son entendidos como la promoción de actos que contribuye a la disminución de las prácticas violentas por parte de las autoridades.

» Misión

Promover  relaciones individuales  y colectivas basadas en  el respeto a la dignidad humana, tolerancia a la diversidad, solidaridad y cooperación para fomentar una convivencia sin violencia en la sociedad hondureña.